Skip to content

Nuestra Historia

Más de cien años y una familia trazan la historia de uno de los negocios más tradicionales de la Málaga contemporánea, Óptica Fernández Baca. Situada en el corazón del centro histórico, concretamente en el número 12 de la plaza de la Constitución, es ahora Rafael Prado -cuarta generación- quien lidera esta realidad que comenzó con su bisabuelo allá por 1913.  Actualmente, Óptica Fernández Baca ha creado su propio universo donde la gafa distintiva y con personalidad centra el eje del establecimiento, desde marcas de primera línea como Céline, Dior o Ermenegildo Zegna hasta las más atrevidas como Etnia Barcelona o Modo.

Orígenes de Óptica Fernández Baca

documento optica fernandez bacaA principios de 1900 Juan Fernández y Ángel Herrero se aliaron para poner en marcha la óptica Fernández y Herrero, en el número 21 de calle Granada. Como era habitual en aquella época, la relojería, los prismáticos y artículos fotográficos no faltaban en el mostrador. Fue el primogénito de Juan, fruto de su primer matrimonio con Trinidad Baca -discípula aventajada del pintor Nogales- quien sustituye a su padre al frente del negocio tras su fallecimiento. Desde muy joven Ildefonso se convierte también en cabeza de familia.

Años después, Ildefonso se casa con Concha Casares para formar el tándemperfecto. Concha abre la óptica Dukar en calle Salinas, también joyería, liderando el negocio hasta 1979. Tienen siete hijos, a quienes transmiten sus valores de excelencia y esfuerzo.  El mayor de ellos, Juan, comienza desde joven a ayudar a su padre Ildefonso y abre el establecimiento en calle Mármoles como uno de los socios fundadores de Federópticos.

En los 90 uno de los hijos de Ildefonso, Álvaro Fernández Baca y su madre, toman las riendas del negocio hasta su jubilación años más tarde. El relevo lo toma Rafael Prado Fernández Baca, actual propietario, acompañado de Manuel Ávila, quien trabaja en la óptica desde hace más de cuatro décadas. Óptica Fernández Baca adquiere nombre propio en el panorama empresarial malagueño tras años de oficio, compromiso y buen hacer. 

En la actualidad

Prado ha aportado innovación y una nueva visión estética a la evolución de la óptica, siendo la salud visual el eje del negocio y sin obviar nunca sus orígenes familiares. La celebración de varias ediciones de la pasarela de gafas Glassy Show, la creación de su propia firma de gafas, Dukar -en homenaje a la óptica de su abuela- o la incorporación de firmas exclusivas son solo algunas de las iniciativas que ha convertido en realidad.

Además del trato personalizado y la amplia gama de pruebas que ofrece en el gabinete de la óptica, Óptica Fernández Baca ha dado el salto al mundo digital con su propia tienda online: opticafernandezbaca.com