Skip to content
Cómo saber si tu hijo tiene problemas de visión

Cómo saber si tu hijo tiene problemas de visión

Aunque a veces lo confundamos con las travesuras o quejas propias de los peques de la casa, los síntomas para saber si tu hijo tiene problemas de visión son muy evidentes: se tropieza fácilmente, tiene dolor de cabeza, se acerca demasiado a la televisión o entrecierra los ojos al leer un libro. La cuestión es ¿qué debemos hacer y cuáles son las mejores opciones?

Lo recomendable es acudir a Óptica Fernández Baca para que el óptico-optometrista Rafael Prado pueda revisar al pequeño, graduarle y aconsejar la montura más adecuada como la colección Puma. La marca de gafas para niños ofrece un estilo divertido, con toque deportivo y monturas llenas de color.

Los problemas de visión más habituales en niños son la miopía, hipermetropía, astigmatismo, el ojo vago, el estrabismo y las alteraciones en la visión del color. Normalmente este tipo de revisiones se realizan a partir de los 3 años. 

Cuidado con las pantallas

El último informe del Colegio Nacional de Ópticos-Optometristas (CNOO) concluye que la sobreexposición a las pantallas sin mantener una distancia mínima de seguridad "está dando lugar a una progresión de la miopía más rápida en pacientes jóvenes". A esto añaden: "estar conectado a las pantallas un elevado número de horas produce una disminución en la frecuencia de parpadeo, lo que obliga a hacer un esfuerzo aún mayor que repercute en el desgaste ocular".

Estas son algunas de las recomendaciones que realizan los especialistas para prevenir y proteger a los pequeños de los perjuicios de las pantallas de los dispositivos:

1. Iluminación adecuada y sin reflejos en la pantalla.

2. Mantener la pantalla a una distancia mínima de 30 cm en el caso de móviles y tabletas.

3. Ubicar el dispositivo ligeramente por debajo de la altura de los ojos.

4. Ajustar el brillo y el contraste para no forzar la mirada al leer.

5. Mirar objetos o puntos alejados para relajar la mirada.

 

Previous article Gafas para regalar en San Valentín
Next article Cinco ventajas de las gafas polarizadas